A paso de caracol

HOLA HOla hola!!!

Llevo meses que no escribo nada. Ha habido un poco de todo pero el tiempo es lo que más brillaba por su ausencia. 😦 No obstante en mi periodo de desaparición he intentado dar alguna señal de movimiento cuando veía algo interesante, por ejemplo, por twitter.

¿Qué hubo en este tiempo?

Os había comentado con anterioridad que estaba en la escuela de idiomas, y que por causas del “trabajo” tuve que abandonar uno. Pues con el que continué terminé el curso con buena nota (no alta alta, pero sí demostrable), así que paso a tercero en un idioma difícil de aprender. 😀  Espero que no  desaparezcan estas ganas porque hasta resulta interesante (menos cuando los “nativos” tienen normas gramaticales “jod**das” para nosotros).

En lo que se refiere al “trabajo” es otra historia. ¿Por qué uso “trabajo” y no trabajo sin comillas? Porque al final todos dicen que he hecho prácticas de larga duración en vez de una beca, y que no he trabajado lo propiamente dicho. Me gustaría contaros todo, pero parecería que sólo quiero quejarme o bien me extenderé y enrollaré, cosa que no quiero.
Por tanto sólo puntualizaré un par de cosillas para daros a conocer mi situación. Os recuerdo que estaba de becaria en un hotel, donde “trabajaba” como recepcionista. Lo que es la parte de aprendizaje ha sido buena, incluso cuando los empleados no te explicaban y cogías la ayuda de los apuntes que otros becarios y practicantes realizaron con anterioridad, e incluso he ayudado a otros practicantes que sólo han estado dos meses. 🙂 Lo que más me ha resultado desagradable es la parte humana y profesional de algunos empleados del mismo 😦 , y sólo estoy hablando sobre mí, sin tener en cuenta la parte sobre los clientes.
Por un lado yo no sólo trabajaba para el departamento de recepción, sino al final también tenía que trabajar para pisos (limpieza), mantenimiento, dirección, administración y recursos humanos. Si resulta que un departamento tenía que pasar una información a otro y el susodicho no lo hacía, me llamaban a mí para echarme la bronca por no entregarlo o_O (aún sigo alucinando cuando me acuerdo). Si había un problema informático, la responsabilidad era mía porque era en un ordeandor clave y que usa prácticamente el becario, pero lo más gracioso es que no es así sino que también lo empleaba todo empleado de recepción, restaurante, pisos, mantenimiento, animación, dirección… (no me responsabilizaron de un problema gravísimo, pero por cosas que se escucharon es como si lo fuera). :/
Por otro lado, al ser becaria tengo mi “derecho” de negociar mis horarios. Pues bien, esto nunca se ha cumplido, ya que llevo más de seis meses (MÁS de 6) sin librar un sólo fin de semana. He tenido reuniones familiares, sociales, bodas y comuniones y a nada he podido asistir.
Y así otras tantas muchas lindeces no sólo a mí sino también a algunos empleados, como problemas con las comidas, bossing, sabotaje entre compañeros… Vamos, que para estar entretenida sí he tenido para rato.
Al final he acabado yéndome. Muchos me preguntan, después de conocer todo, que cómo he sido capaz de aguantar tanto… no lo sé, quizás por ser un “trabajo” en el que esperas conseguir experiencia laboral u otros recursos para otro trabajo, ganaba algo de dinero aunque la mitad de iba en transporte, quizás era la esperanza de que las cosas cambiaran… Si tenemos en cuenta que vivimos en una situación en la que tener un trabajo es casi algo de “suerte”, muchos prefieren seguir quemándose psicológicamente para intentar labrarse un futuro. En esto último se basaban algunos para decirme que hacía mal en dejarlo, así que ¿qué es mejor: tener trabajo o tener salud? ¿Cuál es vuestra opinión?

Bueno, aún así no me he quedado con las manos quietas y he seguido buscando trabajo cuando he tenido algo de tiempo. Como positivo puedo decir que en la actualidad he “entrado” en una empresa en la que estoy ayudando a crear y desarrollar un departamento relacionado con el turismo; sin embargo aún no existe contrato hasta que no se formalicen otros papeles administrativos con las administraciones públicas, así que digamos estoy ahora en modo voluntaria.

¿Y sin ser el mundo laboral? ¿Qué más hubo?

Bueno, si tenemos en cuenta que llevo tiempo sin poder hacer nada de manualidades, amigurumi y otros, ¡tengo ganas de hacer algo! Y creo que de momento, ante la falta de ir a comprar materiales, es acabar lo que tengo pendiente. 😮

Por cierto, ¿me podrían ayudar ustedes? En algún sitio he leido un rumor de que las lanas Pradera van a dejar de venderse.

¿¿Es eso cierto??

No encuentro constancia alguna sobre ello, y si resulta ser verdad sí que voy a estar en problemas porque es el único material de lanas que vende la mercería de mi municipio (había otra que ya cerró y que también las vendía).

Por otro lado, os informo para quien le interese, el primer fin de semana de junio del  2016 (casi dentro de un año) se celebrará por primera vez en las Islas Canarias, en concreto en Las Palmas de Gran Canaria, el Salón Creativa.
Por mi parte voy a estar muy al tanto de la información y variedad de manualidades  que se ofrecerá.

¿Alguien ha estado en algún salón? ¿Qué tal fue?

Anuncios

Aporta tus ideas :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s