Presentando “cubre-ñoños”

¡Hola hola patitos!

Ya hacía mucho que no publicaba nada.
La verdad he de confesar que estado desanimadilla. Vengo mentalmente agotada del trabajo, me está costando seguir las clases en la escuela de idiomas (no, no es que esté faltando, más bien es que este año tenemos otro profesor y para mí es “estricto”, tanto que incluso nos ha estado “criticando” nuestra caligrafía personal -tenemos “cuadernillos Rubio” para cambiar nuestra letra 😐  ) y junto a todo eso problemas personales-familiares. Imagináos que he llegado a tal punto que quiero ganchillear/tejer pero no lo hago porque mis padres se molestan de que pase mi tiempo de ocio así.  😦  Y que para mí esto es un modo de relajación y no puedo disfrutarlo, ni comprar más ovillos ni una ovilladora que mucha ilusión me hace porque aparecen mareando con el tema.  😦

Bueno. Punto aparte.

Ya estamos acabando el año y aprovecho para desearos felices fiestas y un año próspero. Tengo por aquí un personajillo nuevo, pero no he podido ir a sacar fotos que favorezcan. Así que a esperar toca.  😛

Lo que haré hoy es mostraros un resumen de los calcetines que llevo hecho durante estos años (no se fijen en mis piernas paliduchas, y sí, soy canaria pero blanca).

 

He ido practicando a lo largo de los años. Algunos tienen errores, o como dicen: sólo yo sé dónde están. Creo que soy la primera de la familia que ha hecho calcetines (y algún mitón a juego con el hilo que sobró).

Aprendí con tutoriales por internet, la explicación de algunos patrones y alguna que otra consulta por otros medios.
¿Por qué me desvié de los amigurumi a tejer calcetines? Creo que era un nivel de dificultad muy interesante, y por aquél necesitaba ocupar la mente con otra cosa. Es más, otro motivo es que soy de esa proporción de la población en ser frioleros, y como no tengo recursos (o espacio para trabajar) para proyectos más grandes como jerseys o similar, me decanté por ellos. Ellos y algún cuello. *Nota mental: sacar foto a los cuellos.*   😆

¿Y ustedes? ¿Se han atrevido a tejerlos?
Yo lo admito, pueden llegar a ser adictivos, siempre y cuando tengas material en casa. ¡¡¡Y las lanas son tan bonitas!!!  ❤ ❤ ❤

 

Anuncios

Entrando en diciembre

¡Hola patitos invernales!

Ya estamos en la primera semana de diciembre, y después de la alerta roja que ha pasado por Canarias, ya noto mucho más el frío (hasta antes de la alerta seguía durmiendo con el pijama de verano jojojo 😆 ), así que he “mudado la mitad” de mi ropa (sí, a veces apreta algún calorcillo y sí o sí hay que ponerse ropa de verano) y entre otros he estrenado mis primeros calcetines que terminé en agosto, que por cierto aún no os había enseñado el resultado final.

Calcetines Katia Darling1

Sigue leyendo

Lo malo de ser inconstante

Hoy primero de mayo se celebra el Día del Trabajador, así que felicidades a todos aquellos que tengan la suerte de estar en uno. 🙂

Sin embargo, en mi opinión no engloba únicamente a aquellos que obtengan un salario, ya que también buscar un trabajo es un trabajo, realizar las tareas del hogar  implica en ocasiones otro tipo de trabajo (según la situación personal/familiar de cada uno), y asimismo seguir formándose implica también un trabajo personal…

En mi situación, a pesar de que no trabajo (¡¡sigo en búsqueda activa!!), ya os conté en el post anterior que me encuentro estudiando y ya mismo comienzo con los exámenes finales de la escuela de idiomas (tengo el mes completito de exámenes por estar aprendiendo varios 😮 ), por ello me veo con antelación de que este mes no voy a poder publicar casi nada 😦 , pero ojalá en algún huequito de descanso pueda escribiros algo.

Sigue leyendo